Jacki calienta a Oliver


Oliver y Jacki tienen una relación más que especial. Sus últimas dos citas no han dejado a nadie indiferente. Sin embargo, en su última cita, Oliver trató de marcar distancias con la pretendienta brasileña. Le gusta demasiado, según dice, y por eso no quiere lanzarse a besarla, prefiere que las cosas ocurran naturalmente. Sin embargo, en las imágenes de la última cita, se ve a Oliver desnudo, jugando y besándose con Jacki. Gran contradicción que provocó la ira en el plató.

Carmen, cumpliendo su promesa de resistir, dijo: "Voy a guardarme todo". Carla trató de patetizar esa frescura que tiene Jacki a la hora de lanzarse. Sabina acusó a Jacki de calentar a Oliver. Por supuesto, a Jacki le encantó ser el centro de atención y ver como sus competidoras sufrían, verlas preocupadas por lo que ella y Oliver hacen en las citas. "En mis citas hago y hare lo que me de la gana". Oliver, diplomáticamente, trató de contentarlas a todas diciendo que cada una le aportaba cosas distintas, que ninguna era más especial que otra (excepto su querida brasileña y Virginia, claro, decimos nosotros). Frases vacías de significado que, por supuesto, no sentaron muy bien.

"Me estáis criticando porque soy brasileña, esto es racismo", decía Jacki refiriéndose a los comentarios de sus competidoras. Al parecer las chicas de cada país seducen de manera diferente. Yo pensaba que eso sólo era un mito, pero en este programa adoran los mitos y los tópicos, por lo visto.

Jacki rompió a llorar, avasallada por las críticas. Es sencillo criticar cuando tienes a todos apoyándote. "Esta es una situación muy incómoda y todos somos mayorcitos", trataba de decir Oliver para controlar la situación que se le iba de las manos. Lo mejor que se le ocurrió fue besar a sus chicas para tranquilizarlas, como quién da una medicina de compasión. "Hace con vosotras lo que quiere", apuntó la cándida Virginia. Oliver también se ofreció para besarla a ella, en el festín de besos, pero ella lo rechazó. Ese gesto enfureció a Carmen. Las promesas que se hacen se rompen rápido: Carmen, a pesar de haber prometido controlar sus celos, terminó por irse del plató por enésima vez. Y por enésima vez Oliver la rescató a pesar de la resistencia de la pretendienta, que esta vez parecía decidida. Pero se quedó.

Un día movido y complicado, ha habido besos para todos y claridad para nadie. El amor tiene muchas direcciones con este tronista. Tantas que parece una autopista de sensualidad. Pero nosotros sabemos que al final todo se resumirá entre Virginia, Jacki y él, está más que claro.

visto en: Telecinco.es





No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...