Carmen quiso abandonar MHYV


Es habitual que se especule acerca de líos y engaños entre pretendientes, muchas veces son vagos rumores para animar el programa. En este caso, un rumor situó a Carmen contra las cuerdas, pretendienta de Oliver, y aunque estuvo a punto de abandonar el plató, finalmente se quedó para seguir concursando.

Carmen ya tuvo problemas en el anterior programa cuando incubó un virus y tuvo que abandonar el plató. El virus del amor, dicen algunos. Pero ha vuelto curada para meterse pronto en otro lío. Su tronista, Oliver, según observó ella, "estaba raro". Carmen había pasado el fin de semana con unos amigos estando enferma y, al parecer, se filtraron algunas fotos dudosas de esa noche. "¿Pero si estabas mala, cómo has salido?", preguntó Oliver con toda la razón. La otra se quedó de piedra.

Fue Vicente, el tronista que acompaña a Oliver, quién empezó todo el asunto, al parecer, según desveló luego, había recibido unas fotos de aquella noche de lujuria que pasó Carmen con sus amigos. Menudos amigos, demasiado cariñosos, quizá. "Me han confirmado que te has liado con este chico", dijo Vicente. Así que Carmen, mientras incubaba el virus se fue de fiesta, perfecto, eso le sentó genial a Oliver, a cualquiera le sentaría bien ver que tu amor se va de fiesta mientras a ti te dice que está enfermo y agonizando.

Pero Carmen se defendió, tras verse las fotos: "Salí con dos lesbianas y dos gays". El tipo de las fotos, no tenía mucha pinta de gay, de hecho él mismo lo desmintió en una llamada en directo. Al menos últimamente es difícil distinguir a los gays, quizá, uno ya no sabe cuando se trata de un metrosexual, de un superhombre o de un empresario rico. Todos parecen igual de chulos y están igual de buenos. El día que alguien se enamore de un feo en ese programa haremos una fiesta. "Ellas estaban!", decía Carmen defendiéndose y señalando a alguien. "¡Hasta estaba mi hermana!", como si eso importase algo.


En cualquier caso Oliver quiso que Carmen abandonara el programa. "Tu actitud, tus maneras últimamente, no son las que a mí me gustan [...] Está claro que buscas cualquier excusa para irte", dijo Oliver. La situación fue tensa, Carmen acabó con Emma en las gradas tras haber dicho cosas como que "Yo ya no te veo como antes [...] tu comportamiento me cansa". Al final fue Oliver el que abandonó el plató, y Carmen, levantándose, fue detrás para rescatarlo. A Oliver lo que le molestaba era la actitud de Carmen, su pasotismo, pues Carmen había insistido mucho en que "le daba igual" lo que pensara Oliver, cuando quizá hubiese convenido una explicación convincente. "Yo quiero a una mujer, no a una niña" sentenció Oliver heroicamente.

Esa frase genial provocó que Carmen rompiera a llorar como una magdalena. Ella también estaba dolida porque él no se preocupara por su enfermedad cuando estuvo enferma (y saliendo de fiesta). En fin, que los dos son muy orgullosos y, como suele ocurrir, al final se aplacaron los ánimos y el malentendido se arregló felizmente: volvieron al plató. No sabemos ahora si ese orgullo tiene que ver con el cariño que se tienen o con lo contrario, la competitividad que hay entre todos.

"A ver, escúchame, ¿Te has liado con alguien?", volvió a preguntar Oliver. No, sentenció Carmen, en sus trece. Eso pareció valerle al tronista, que la cogió en brazos y la devolvió como un príncipe a su silla mientras ella decía llorando "¿Pero tú no me has echado?" "Venga, contestó Oliver, no te comportes como una niña" y volvieron felices al plató. Fin de la historia, comienzo de un nuevo romance o inicio de un nuevo final trágico para los dos: no lo sabremos hasta el próximo capítulo, amigos

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...